CIRUGÍA ESTÉTICA FACIAL

ESTIRAMIENTO FACIAL – LIFTING FACIAL Y CUELLO

El lifting es un procedimiento quirúrgico que permite mejorar el aspecto facial devolviendo a los tejidos el tono cutáneo y los relieves de la cara que el paso del tiempo ha ido haciendo desparecer. El objetivo de esta técnica es lograr un rejuvenecimiento de aspecto natural.

El estiramiento de cuello es un procedimiento de cirugía estética que se ha diseñado para reducir la cantidad de piel floja en la región del cuello que muchas veces puede aparecer como parte del proceso de envejecimiento.

La piel descolgada alrededor del cuello también puede ocurrir después de una pérdida extrema de peso, o que a veces puede ser hereditario. Un estiramiento de cuello veces se lleva a cabo junto con una elevación de cara para los resultados máximos.

Hospitalización 24 horas.

Anestesia general o local con sedación, dependiendo de cada caso particular.

Vida normal a las 3 semanas.

RELLENOS CON GRASA PROPIA

Los rellenos con grasa propia son una alternativa al estiramiento y rellenos (fillers) con ácido hialurónico y otros. Tiene como ventaja la aplicación de una sustancia propia del cuerpo, como es la grasa.

Se trata de la transferencia de grasa de una parte a otra y es también conocida con el nombre de lipoescultura, lipoestructura, transplante de grasa, restauración de volumen, o micro-lipoinyección. Esta técnica ha ganado popularidad como alternativa al lifting y al botox, debido a que es mas natural y menos invasiva para restaurar volumen y/o atenuar arrugas.

La grasa se extrae de zonas como el abdomen o cintura, o pierna, para ello se usa una cánula muy fina conectada a una bomba de vacío, luego es purificada y recién después es colocada mediante inyección debajo de la piel a tratar, por ejemplo, zonas de la cara que han perdido volumen, un típico caso son las mejillas, o bien para atenuar arrugas o líneas de expresión.

No precisa hospitalización.

Anestesia local y/o sedación, dependiendo de cada caso particular.

Vida normal a los 5 días.

CIRUGÍA DE PÁRPADOS – BLEFAROPLASTIA

La blefaroplastia es la intervención quirúrgica para rejuvenecer el aspecto de la mirada en su conjunto.

Está indicada en casos de flacidez de la piel del párpado superior/inferior, arrugas en los ojos, bolsas de grasa orbitaria y típico aspecto de mirada cansada.

Consiste en la extirpación de piel sobrante, bolsas de grasa y estiramiento del párpado inferior.

El objetivo de esta cirugía es conseguir una mirada limpia y joven.

Cirugía ambulatoria. No precisa hospitalización.

Anestesia local y sedación si es preciso.

Vida normal en una semana.

CIRUGÍA DE NARIZ – RINOPLASTIA

La rinoplastia es un procedimiento quirúrgico que permite cambiar el tamaño, la forma y el aspecto de la nariz, persiguiendo un resultado de aspecto natural en armonía con el resto de estructuras faciales.

Mejora el aspecto de la nariz y ayuda a realzar la mirada, los pómulos y labios.

También puede corregir problemas congénitos y mejorar problemas de mala respiración nasal.

Hospitalización 24 horas. Precisa férula de escayola durante 8 días.

Anestesia general.

Vida normal en 2 y 3 semanas.

CIRUGÍA DE OREJAS – OTOPLASTIA

Esta cirugía está indicada para las orejas prominentes y desplegadas. Este defecto se da en la parte posterior de la oreja y/o en la punta de la oreja. La otoplastia puede realizarse a partir de los seis años, cuando el pabellón auricular ha alcanzado prácticamente el tamaño y la configuración adulta.

Recientemente existe un dispositivo de fácil colocación que únicamente necesita anestesia local (EARFOLD).

Hospitalización 24 horas.

Anestesia general o local, dependiendo de cada caso particular.

Vida normal en 15 días.

CIRUGÍA DE PÓMULOS Y MENTÓN

Las intervenciones en mentón y pómulos ayudan a potenciar los rasgos y destacar la belleza del rostro.

Existen prótesis especialmente diseñadas para suplir la falta de volumen en los pómulos y el mentón. También es posible, en algunos casos, conseguir el efecto deseado en los pómulos con inyectables o transplante de grasa, ayudando en este caso a mejorar la calidad de la piel.

Se debe realizar con anestesia general o local. En caso de utilizar prótesis, son definitivas. Si se aplican rellenos pueden precisar retoques.

Hospitalización 24 horas.

Anestesia general o local, dependiendo de cada caso particular.

Vida normal en una semana.