MICROESCLEROSIS DE VARÍCULAS (ARAÑAS VASCULARES)

Es una de las técnicas más eficaces para el tratamiento de varices. Consiste en la inyección de una sustancia esclerosante dentro de una vena varicosa para lesionar e irritar su pared interna. La vena se convierte en un cordón fibroso que es reabsorbido poco a poco.
Requiere una exploración del paciente de pie, para determinar los trayectos venosos y su consistencia. Una vez terminada la sesión, se coloca un sistema comprensivo durante cinco o seis días que facilite el vaciamiento venoso y evite inflamaciones.