CRECIMIENTO PLAQUETARIO

El plasma rico en plaquetas (PRP) es un tratamiento antiaging con el que conseguimos mejorar la textura y calidad de la piel aportando mayor luminosidad y grosor a ésta. Es una técnica que utiliza los factores de crecimiento presentes en la propia sangre del paciente para conseguir una regeneración cutánea y aumentar la producción de ácido hialurónico, colágeno y elastina con lo que mejoramos la hidratación y consistencia de la piel.
El número y frecuencia de las sesiones se valoran de forma individual dependiendo del grado de envejecimiento y características de la piel. Ya que el origen del plasma es autólogo (que proviene del mismo paciente) no hay lugar a fenómenos de rechazo, reacciones alérgicas ni riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas.

Zonas de aplicación

  • Cara
  • Cuello
  • Escote
  • Dorso de las manos